Ghettostudio’s Weblog

el arte es la expresion con la que definimos nuestros sentimientos

pequeños relatos

El Cuento del Villano

Érase que se era…Una princesa siempre triste de ojos oscuros abismales, cabellos negros como la noche mas oscura, tez pálida como la luna y figura menuda y lánguida que vivía en un pais de colores pasteles y alegría, donde todo el mundo era feliz y resonaba la alegre música por la calle.
Un hermoso día de sol brillante y cielo claro, el bonachón rey del pais y padre de la oscura princesa, le anunció q esa noche festejarían su enlace con el principe azul del pais de los afortunados.La princesa suspiró y pensó: “Ahora tendré un principe azul que me amará más que a nada, me desposaré y convertiré en reina, tendré hermosos hijos.Si, ahora debería sentirme dichosa y feliz.”Y sin más se apresuró a arreglarse para el baile.
Todo el reino y nobles de los paises colindantes, se reunieron en los salones de palacio y bailaban y brindaban por el feliz enlace. La princesa siempre triste, vestida con un hermoso y brillante vestido negro, descendía por la escalera hacia el baile, dispuesta a conocer y amar a ese principe azul que la aguardaba al final de la escalinata.
El principe azul era realmente hermoso con sus cabellos rubios y sus ojos claros, su deslumbrante sonrisa y su impoluto traje azul.Todas las princesas caín rendidas a sus pies, todas las muchachas envidiaban a la princesa siempre triste, pero ésta al verlo no sonrió, ni se desmayó, simplemente presa de una profunda tristeza, suspiró.
El principe azul, algo desconcertado por su reacción, la tomó de la mano y bailaron entre las parejas de enamorados.
La princesa siempre triste, se dejaba llevar, con su mirada perdida en el infinito y su cabeza mas allá de las paredes del castillo; hasta que su mirada se fijó en un punto que le devolvía la mirada, el único asistente al baile que al igual que ella vestía de negro, con ojos profundos y oscuros que parecían tragarla y el cabello igualmente oscuro y corto que le caía ligeramente sobre el rostro.Ese hombre era el villano, un Don Juan sin escrúpulos ,un antiheroe, el villano al fin y al cabo.
En un par de vueltas mas de baile, el villano logró acercarse a la princesa siempre triste y se la arrebató al principe azul comenzando a bailar con ella.Le susurró palabras melancólicas al oido comenzando a seducirla mientras milagrosamente ella sonreía y su corazón se estremecía.Luego susurró palabras obscenas que no hacían mas que atraerla y finalmente la besó, condenándola así a amarlo.
La princesa siempre triste, embaucada por el villano y sus promesas de amor vacías, anuló su enlace con el principe azul, quien destrozado volvió al pais de los afortunados.El rey bonachón no comprendió nada y lloraba y lloraba por la suerte de su princesa que siempre triste solo deseaba estar sola,negándose a desposarse con cualquier principe errante.
Y la princesa siempre triste, las noches de luna llena, reía y gemía por que su amado villano del país de los deseos,la visitaba en la penumbra de su dormitorio, a llenarle el corazón de sus palabras y el alma de sus caricias,que siempre serían deshonestas y vacías pero que la hacían soñar y regocijarse de alegría.
Y colorín colorado, este cuento se ha acabado.Que cada uno saque su moraleja.

autora maria luisa porras

Anuncios

agosto 9, 2008 - Posted by | birrealismo

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: